Cómo llegó el café a Cuba
Lo que no puede faltar en la mañana.

Escuche el programa aquí:

EL CAFÉ Y SU CAMINO A CUBA

El café llegó a Cuba hacia 1748, traído desde Europa y República Dominicana por José Antonio Gelabert, avecindado en La Habana, pero no fue hasta 1827 que la producción del grano alcanzó volúmenes comerciales en la isla, de la mano de colonos franceses que se establecieron con sus esclavos en las montañas del oriente, tras huir de la revolución haitiana de 1791.

Los inmigrantes trajeron técnicas modernas de cultivo y beneficio de este grano, del cual llegaron a existir unas dos mil plantaciones y fue base de la vida de lujo y refinamiento que alcanzaron los hacendados dedicados a este lucrativo negocio.

El boom cafetalero se extendió en Cuba hasta 1850, fecha en que ese rubro comenzó a ceder su espacio a la producción industrial de azúcar de caña.

Los estudiosos de esta bebida de fama y consumo internacionales se dividen en dos bandos: unos afirman que es exclusivo de Etiopía, donde se le conocía como kahwe o kahwa. Pero otros estudiosos afirman que el café apareció sobre el planeta en la Península Arábiga, hoy dividida entre los reinos de Arabia Saudita, Omán, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos y la República de Yemen. No se conoce la fecha exacta en que comenzó a cultivarse la planta, y existen varias leyendas en torno a sus orígenes. Una de las más populares cuenta que un pastor de cabras árabe, llamado Fausto Kaédi, notó que sus cabras se ponían juguetonas y alegres después de haber comido las ramas y los frutos de la planta, llamados también cerezas. El buen hombre se lo contó al prior de un monasterio cercano, quien probó las frutas y notó que ejercían sobre él igual efecto. Después se las dio a probar a algunos de sus monjes y observó que estos se mantenían despiertos, y aunque la leyenda no lo menciona, supuestamente también un poco eufóricos, como es de suponer. Tanto el nombre del legendario cabrero como la referencia a un monasterio ubicarían la fecha del descubrimiento como posterior a la introducción del cristianismo en Arabia. Generalmente se acepta que ocurrió en el siglo XVI.

Sin embargo, existe otra leyenda, en mi opinión más cercana a la realidad, según la cual el responsable de la existencia de esta delicia que el mundo entero aclama hoy fue el gobernador de Yemen, Ozdemir Pashá, quien lo habría inventado en su palacio yemenita, llevándolo luego a Estambul envasado en unos recipientes, lo cual habría ocurrido en 1555, durante el reinado del sultán Suleimán el Magnífico. No tengo nada en contra de un pastor árabe de religión cristiana y el abad de un monasterio y sus monjes creativos como descubridores del café pero, al parecer, está históricamente comprobado que el café pasó de Yemen a Turquía directamente por el puerto de Mokha, ciudad yemenita costera del mar Rojo, y ya en el siglo XV Yemen era un importante exportador de café -y aquí un dato curioso que nos devuelve a la primera hipótesis del origen del grano- procedente de la región de Kaffa, Abisinia, nombre antiguo de Etiopía. Moca es también el nombre de un tipo de grano de café procedente de esta ciudad y que recuerda al cacao.

El caso es que en la corte turca de Suleimán se creó un método de preparar café diferente del modo árabe: los granos se tostaban sobre el fuego, se molían hasta obtener una textura muy fina y después se mezclaban con agua y se cocinaban lentamente sobre las cenizas de un fuego de carbón. El café pronto se convirtió en una parte vital de la cocina del palacio y fue muy popular en la corte. Se creó el cargo de Fabricante en jefe del Café o kahvecibaşı, y se sumó a la nómina de los funcionarios judiciales. El deber del Hacedor en jefe de Café era preparar esa bebida para el sultán, y se le elegía por su lealtad y discreción, pues al ser el café un acompañante de la vida social era, también, un facilitador de confesiones y revelaciones, así que un kahvecibaşı tenía que ser como los tres monos sabios: ciego, sordo y sobre todo mudo. Los anales de la historia otomana registran un no despreciable número de kahvecibaşı que alcanzaron a ser nombrados para el segundo cargo del imperio: gran Gran Visir del sultán, o lo que es lo mismo, el poder detrás del trono.

El café pronto se extendió desde el palacio imperial hasta las grandes mansiones de los aristócratas, y de ahí a los humildes hogares de la plebe. Los habitantes de Estambul se convirtieron rápidamente en adictos a esa bebida. Compraban los granos de café verde y luego los tostaban en su casa en sartenes, después los molían en morteros y lo colaban en las cafeteras conocidas como cesve.

El pueblo se familiarizó con el café mediante el establecimiento de las casas públicas de venta de café. La primera de ellas, llamada Kiva Han, abrió sus puertas en el barrio de Tahtakale, en Estambul, y pronto surgieron otras por toda la ciudad. Cafeterías y cultura del café se convirtieron en una parte integral de la vida social de la ciudad que es tan bella que se la llama La Ciudad. En ellas, además de beber el café se podían realizar actividades tan espirituales y refinadas como leer libros, jugar ajedrez y discutir de literatura y poesía, exactamente como en nuestros actuales cafés literarios.

Pero ¿cómo pasó el café de Arabia y Turquía a Europa? A través de Italia, concretamente de las poderosas ciudades marítimas de Génova y Venecia, que mantenían importantes relaciones comerciales con el imperio otomano. Un dato curioso es que en estas ciudades tan cosmopolitas al principio la Iglesia católica condenó el café como una bebida procedente de Satán y que incitaba a la comisión de todo tipo de pecados. Lo mismo ocurriría siglos después en Suecia y en la propia Turquía, donde los opositores del sultán se reunían en los cafés para conspirar. Los Jóvenes Turcos, liderados por Kemal Attaturk, también lo hicieron. Puede decirse que el café derrocó al imperio otomano.

¿Y cómo llegó el café al Nuevo Mundo? Pues en 1689, y no fue por ningún territorio de la Corona española, tan históricamente ligada a la cultura árabe después de ocho siglos de ocupación musulmana y la existencia de Al-Ándaluz, sede cultural más importante de Occidente en su época, sino por las Trece Colonias, hijas de Inglaterra, el país más bebedor de té del hemisferio occidental. Los ingleses, colonialistas de pura cepa, imponían altos gravámenes a las importaciones de té de sus trece colonias norteamericanas, hasta que los colonos se revelaron y lanzaron los cargamentos de té al mar. Sucedió en la ciudad de Boston, y la conspiración para llevar a cabo el motín fue preparada nada menos que en la primera cafetería abierta en esa ciudad, que respondía al raro nombre de El Dragón Verde. En todas las mitologías están presentes los dragones, los hay rojos, negros, plateados, dorados, pero ¿verdes…? ¿Por qué será que suena a alquimia…?

Por esa época los holandeses ya cultivaban café en sus colonias, y entre los obsequios que una embajada de ese país ofreció al rey Luis XIV de Francia se encontraban algunas plantas de café que el rey ordenó sembrar en los invernaderos reales, con intención de enviarlas más tarde a su colonia de Martinica. Se dice que, en 1714, el capitán de infantería Gabriel Mathieu de Clieu ocultó un esqueje de una de aquellas plantas y lo llevó a la colonia de Saint Domingue, nombre que en aquel tiempo recibía la isla caribeña que más tarde se dividiría en las enemigas Haití y Santo Domingo.

Cuando el café fue llevado a Cuba los primeros cultivos se iniciaron en la zona del Wajay y Artemisa, extendiéndose luego por la región central de la isla. Curiosamente los primeros usos que se le dieron al café en Cuba parecen haber sido medicinales. Se sabe que los médicos y boticarios lo recomendaban, junto con el tabaco, el ron y algunos caldos de vinos añejados en las cavas de las mansiones coloniales, como panacea contra todos los males del cuerpo y el espíritu, aunque es probable que en esa época ya en nuestro país algunos hacendados sembraran cafeto para su uso propio.

Cuando en 1762 fue tomada La Habana por las tropas inglesas, se abrieron en la capital las primeras casas del café. El primer establecimiento para la venta de café acabado de colar fue el Café de la Taberna en la Plaza Vieja en la esquina de la Calle Merced. En los años 1880-1900 se abrieron más casas de café en Matanzas, Camagüey, Cienfuegos y Caibarién.

Los cafetaleros franceses arribaron a las montañas de Oriente huyendo de la revolución negra de Haití, donde tantas cabezas francesas rodaron y no precisamente en la guillotina, sino bajo los machetes de las huestes de esclavos rebeldes. Estos hacendados galos encontraron el clima de esas montañas ideal para el cultivo del café, y pronto las cubrieron de grandes, medianos y modestos cafetales.
Los inmigrantes trajeron técnicas modernas de cultivo y beneficio de café que dieron pie a unas dos mil plantaciones con más de 100.000 personas trabajando en ellas. Vivían en la abundancia y disfrutaban de vidas llenas de lujos y refinamientos como la del catalán propietario del “El cafetal de Sitges”, una de las fincas más espléndidas de la época, con una casa palacio con biblioteca, billar, capilla e incluso escuela propia.

Entre 1827 y 1850 la producción de café vivió una época dorada en Cuba, la cual empezó a decaer tras la “guerra de las tarifas” con Estados Unidos y el éxito de la producción de caña de azúcar que extendió por todo el territorio cubano a partir de mediados del siglo XIX.

Restaurante 1830

Restaurante 1830

Escuche el programa aquí:Breve historia del restaurant 1830 Ubicado justo en la desembocadura del río Almendares, se encuentra el "1830", considerado uno de los restaurantes más elegantes y legendarios de La Habana, pero si algo hay realmente...

La prostitución en Cuba

La prostitución en Cuba

Escuche el programa aquí:La prostitución tiene larga historia en Cuba, en particular en La Habana Waldo Acebo Meireles, Miami | 17/03/2021 3:39 pm Al establecerse el listado de las 124 actividades económicas en las que no se permitirá el llamado...

Roderico Neyra, Rodney

Roderico Neyra, Rodney

Escuche el programa aquí:¿Quién fue Roderico Neyra, Rodney? Por: Julio Cid Pienso que, ante todo, un ser complejo, Rodney era como un cóctel, pero un cóctel explosivo: provinciano (había nacido en Santiago de Cuba) de sangre asiática, africana y...

Historia del barrio La Timba.

Historia del barrio La Timba.

Escuche el programa aquí:La Timba, el barrio pobre en el medio del Vedado que fue visitado por Albert Einstein durante su visita a Cuba Miércoles, 28 de noviembre de 2018 Desde la avenida Paseo desde Boyeros a Zapata se percibe, a derecha y a...

El manatí

El manatí

Escuche el programa aquí:EL LLANTO DEL MANATÍ MANUEL PEREIRA Frente a las costas de La Española, Cristóbal Colón consignó en su Diario de Navegación que “vido tres sirenas (…) pero no eran tan hermosas como las pintan”. Le pasó igual que a Marco...

Música de José Carbó Menéndez

Música de José Carbó Menéndez

Escuche el programa aquí:José Carbó Menéndez célebre por sus temas 'Pasito Tun Tun' y 'Cao cao, maní picao', murió en Nueva Jersey. Por: Armando López, Nueva Jerseymiércoles 11 de enero de 2006Tomado de la Revista electrónica:...

Vida y obra de Eliseo Diego

Vida y obra de Eliseo Diego

Escuche el programa aquí:Centenario de Eliseo Diego: “Y sin embargo, es necesario hacerlo todo bien”Entrevista con Josefina de Diego, hija y albacea del poetapor Alex Fleites julio 2, 2020 en De otro costal ¿Quién lo diría? Hoy, 2 de julio del...

Casas de huéspedes en Cuba

Casas de huéspedes en Cuba

Escuche el programa aquí:CASAS DE HUÉSPEDES EN CUBA ¿Cómo eran los Rent Room cubanos del siglo XIX? Martes, 9 de mayo de 2017 Quien visita hoy día La Habana puede elegir entre hospedarse en un hotel o en casas de alquiler, las cuales, con el...

Encuentro de músicos en La Habana en 1957

Encuentro de músicos en La Habana en 1957

Escuche el programa aquí:LA GRAN REUNIÓN DE MÚSICOS EN LA HABANA FUE EL MAYOR ENCUENTRO DE MÚSICOS DE LA ISLA QUE SE RECUERDE Y SE LE CONOCIÓ COMO “50 AÑOS DE MÚSICA CUBANA”. Por Rosa Marquetti y Tommy Meini Posted on abril 20, 2020 Eran en...

Henry Flagler: El tren Key West a La Habana

Henry Flagler: El tren Key West a La Habana

Escuche el programa aquí:Henry Flagler: el hombre que soñaba con un tren entre Cuba y Estados Unidos Viernes, 21 de agosto de 2020 A principios del siglo XX, contrario a lo que se piensa, la ciudad más importante de Florida no era Miami, ni San...

Obispos españoles y su huella en Cuba

Obispos españoles y su huella en Cuba

Escuche el programa aquí:El Obispo Espada: expresión del pensamiento ilustrado y formador de hombres El Obispo Espada, la más alta expresión del pensamiento ilustrado liberal en Cuba, principal promotor en la colonia de las ideas modernas y...

José Antonio Saco

José Antonio Saco

Escuche el programa aquí:Un cubano que no podemos olvidar José Antonio Saco, nacido en Bayamo el 7 de mayo de 1797, es uno de los escritores más influyentes de Cuba en este período. Saco ingresó en el Seminario Universitario de San Carlos, donde...

México en Cuba

México en Cuba

Escuche el programa aquí:MÉXICO EN CUBA COMPOSITORES E INTÉRPRETES CUBANOS Por Lino Betancourt Molina La historia musical de Cuba y México está estrechamente vinculada entre sí, sobre todo por el bolero. Se sabe que el primer bolero que se...

El gran Germán Pinelli

El gran Germán Pinelli

Escuche el programa aquí:Germán Pinelli y su don de gente» Con él los espectáculos adquirieron en Cuba una identidad propia, rica, avasalladora y llena de notorias sorpresas. Germán Pinelli, periodista, locutor multifacético, y actor, fue uno de...

Hospital América Arias

Hospital América Arias

Escuche el programa aquí:UN HOSPITAL CON HISTORIA MATERNIDAD DE LINEA (Publicado por D. Jácome) El “Hospital América Arias” o Maternidad de Línea, como popularmente se conoce, se encuentra entre las calles H, 9, 11 y G, Avenida de los...

La música de Marcelino Guerra, Rapindey

La música de Marcelino Guerra, Rapindey

Escuche el programa aquí:Marcelino Guerra Rapindey Marcelino Guerra nació en Cienfuegos el 26 de abril de 1914 y vivió gran parte de su infancia y adolescencia allí, aunque su trayectoria artística se desarrolló en la capital cubana, en lo...

Un instrumento de horror

Un instrumento de horror

Escuche el programa aquí:El garrote vil en Cuba El uso del garrote en La Habana por parte de las autoridades coloniales fue un recurso de carácter político y control social que las autoridades coloniales españoles no dudaron en aplicar para...

La catedral de Santiago de Cuba.

La catedral de Santiago de Cuba.

Escuche el programa aquí:La Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago de Cuba La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago de Cuba permanece desde su construcción a principios del...

Flora cubana

Flora cubana

Escuche el programa aquí:"Las peculiaridades de la flora de Cuba La biblioteca de la Universidad Cornell, en Estados Unidos, ha puesto a disposición en línea una copia digitalizada de un manuscrito sobre la flora de Cuba, elaborado por la...

Arquitectura árabe en Cuba.

Arquitectura árabe en Cuba.

Escuche el programa aquí:El neoárabe de La Habana exótica 'De los diferentes estilos historicistas que enriquecieron el vocabulario ecléctico de la Cuba republicana, fue habitual el de inspiración árabe, islámica, mudéjar o morisca.' YANELI LEAL...

Manuela “Mimí” Cal, Nananina

Manuela “Mimí” Cal, Nananina

Escuche el programa aquí:Mimí Cal nació en el poblado de Regla, en La Habana. Comenzó muy joven su intensa carrera artística, en los cabarets habaneros, donde cantaba y bailaba rumbas. Su talento, unido a su hermosa figura de mulata criolla, la...

Catalina de Güines.

Catalina de Güines.

Escuche el programa aquí:MARIO FERNÁNDEZ PORTA un compositor olvidado (1917-1996). Compositor, pianista, intérprete cubano. Autor de Que me importa, Mentiras tuyas y No vuelvo contigo, entre otras piezas de éxito. Mario Fernández Porta nació en...

La música de Mario Fernández Porta.

La música de Mario Fernández Porta.

Escuche el programa aquí:MARIO FERNÁNDEZ PORTA un compositor olvidado (1917-1996). Compositor, pianista, intérprete cubano. Autor de Que me importa, Mentiras tuyas y No vuelvo contigo, entre otras piezas de éxito. Mario Fernández Porta nació en...

La tragedia del circo Razzore

La tragedia del circo Razzore

Escuche el programa aquí:La tragedia del circo Razzore Por: LUIS HERNÁNDEZ CONTRERAS La noche del sábado 28 de agosto de 1948, Emilio Rogelio Razzore, propietario y director del afamado Circo Razzore, despide a su esposa, hijos, demás familiares...

Memoria de La Habana

Mas información sobre

Memoria Histórica de La Habana

Teléfono: (305) 439-2249

Patrocinadores

Sharing Stream
Foundation of The Americas
Registre su empresa

Discover more from Memoria de La Habana

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading