Jorge Mañach y Estampas de San Cristóbal.
Mañach retrata a La Habana y al cubano.

Escuche el programa aquí:

Jorge Mañach dedicó a nuestra capital uno de sus libros más entrañables, quizás el más entrañable de todos los escritos por él

Carlos Espinosa Domínguez, Misisipi | 26/08/2016 2:48 pm

Cincuenta y cinco años después de su fallecimiento en Puerto Rico, Jorge Mañach (1898-1961) sigue sin tener en nuestra cultura el sitio y la presencia que merece. Las reediciones de sus principales obras son escasas y varias de ellas son, desde hace años, inencontrables. Sin ir más lejos, uno de sus libros más importantes, Historia y estilo, se publicó por última vez en 1994. Y no hablemos de su caudalosa faena periodística, que continúa dispersa en los diarios y revistas en los que colaboró con asiduidad. Esos miles de artículos y ensayos son esenciales para poder hacer una valoración completa y cabal de su compleja personalidad y de su ejecutoria. Constituyen además parte esencial del riquísimo acervo que nos dejó quien no solo fue uno de nuestros pensadores más brillantes, sino también el que introdujo en el periodismo cubano el buen gusto, el estilo primoroso, el rigor en el pensamiento, la mesura.

Cualquier ocasión es por eso idónea para recordar a Mañach, para recomendar la lectura de sus libros. Y la que hoy aprovecho es la de que este año se cumplen nueve décadas de la publicación de Estampas de San Cristóbal (Editorial Minerva, La Habana, 1926, 283 páginas). Su autor había dado a conocer antes un par de títulos, Glosario (1924) y La crisis de la alta cultura en Cuba (1925) y posteriormente sumó otros más. Pero entre todos los libros que integran la bibliografía de Mañach, este al cual estará dedicada esta columna posee un carácter especial. De todos los suyos es, como anotó Mario Parajón, uno de los más entrañables, quizás el más entrañable. En él, su autor rindió tributo a La Habana, ciudad donde pasó buena parte de su existencia. Recordemos que Mañach había nacido en Sagua la Grande, a la que él rebautizó como Sagua la Máxima.

En las primeras páginas de Estampas de San Cristóbal se aclara que “estas impresiones habaneras se escribieron y se publicaron diariamente en El País, durante los meses de julio y agosto de 1925”. Ese mismo origen tuvo Glosario, armado a partir de artículos que habían visto la luz en los periódicos El País y Diario de la Marina. Mañach volvió a hacer algo similar en Pasado vigente (1939) y Visitas españolas: lugares, personas (1960), en los que reunió textos periodísticos previamente escritos por él. Pero aparte de lo que antes apunté, Estampas de San Cristóbal se distingue de esos títulos por ser un libro más orgánico.

En los textos que escribió por esos mismos años en el Diario de la Marina, Mañach se dirige en algunas ocasiones a una interlocutora anónima e imaginaria, una mujer inteligente y de edad madura. En una de las crónicas, recogidas más tarde en Glosario, describe el entierro de un señor llamado Luján, a quien llama “el último de los criollos”. Allí además anticipa: “Algún día, señora, si Dios me da oportunidad y arrestos, he de cumplir el último ruego —que fue también el único— de Luján, moralista, coleccionando en un libro los pensamientos que hizo mientras fue dómine y portero”.
Mañach cumplió lo que entonces dijo y en las crónicas que luego reunió en Estampas de San Cristóbal convierte a Luján en protagonista. El joven que escribe en primera persona mantiene una charla ininterrumpida con él, mientras ambos pasean por las calles de La Habana. Luján es procurador, pobre de recursos, pero opulento de salud y de buenos humores. Ha llegado a la vejez soltero, sin familia ni ahorros, y vive en una casa de huéspedes. Tanto en verano como en invierno, usa un corbatín de piqué o de hilo blanco. A veces anda sin cuellos limpios, pero siempre, eso sí, con el espíritu lleno de sonrisas y de piedades. En compañía del joven cronista, sale a pasear, por lo general a “la hora meridiana y burda, o bien por la tarde, cuando ya refresca”.
La lectura de los títulos de las 59 impresiones habaneras da una idea del abanico temático que en ellas se trata: “Obispo”, “El Morro”, “El bodeguerito”, “Fritas a media noche”, “Miramar”, “La morenita presumida”, “El Vedado”, “El son”, “Pregones”, “Mercaderes”, “Las aceras y las azoteas”, “La guagua y el carácter”, “El cañonazo”, “La china María la O”… Calles, barrios, personajes y costumbres aparecen vistos a través de las pupilas alertas de Luján y el cronista, en lo que constituye un itinerario sentimental de nuestra capital. A propósito del nombre con que se refiere a ella, Mañach declaró que era un homenaje al hoy olvidado escritor norteamericano Joseph Hergesheimer. Este visitó varias veces La Habana e incluso escribió sobre ella un hermoso libro, San Cristóbal de La Habana (1920), acerca del cual publiqué un trabajo en este mismo periódico, hace ya varios años.
Mirar absolutamente las cosas
Como se puede deducir fácilmente del listado anterior, esas crónicas tienen mucho de fresco costumbrista. Algo, por cierto, que Mañach hizo en más de una ocasión en su ejercicio periodístico. Pero ese registro realista se enriquece notablemente gracias a la mirada caladora, el comentario reflexivo, la meditación psicológica o sociológica. Eso es posible, en parte, por la filosofía que Luján adopta en los paseos y que él resume con estas palabras: “Todo es abstraerse. Cada día me convenzo más de que el mejor turismo está en mirar absolutamente los cosas; absolutamente, sin relacionarlas”.
En una de las habituales caminatas, al llegar a la Calzada de Monte, “la vía comercial más cargada a la vez de tradición y de futuro con que la Villa cuenta”, Luján le comenta a su compañero de andanzas: “Obispo es conservadora, recalcitrante: defiende su viejo prestigio con un celo conmovedor. Muralla, no digamos. Ni Mercaderes, con su perenne olor a saco y a cargadores en camiseta. Ni Oficios, siempre curiosa de mar. Son calles decididamente pretéritas. San Rafael, en cambio, es arribista y nueva rica. Galiano y Belascoaín no aciertan a definirse: calles sin vocación. Pero esta, esta vieja y siempre nueva Calzada de Monte… (“Calzada”: ¿no te encanta ya esa misma denominación clásica, románica?), al par que retiene un sabroso criollismo entre burgués y plebeyo, finge modestamente que no se percata de su porvenir, un porvenir de vanguardia y elegancia”.
A lo largo del libro, hallamos numerosas muestras de la capacidad de su autor para condensar en unas pocas palabras una definición ingeniosa y gráfica. Así, el castillo de la Punta es una “especie de fortaleza de salón”; la línea del ten, el “espolón progresista con que la ciudad moderna hiende el regazo colonial”; la cantina, “la comida de la digna pobreza”; el Muro del Malecón, un sitio democrático que “no reconoce castas”. Igualmente lúcida es esta opinión expresada por Luján: “Clasicismo es, sobre todo, desdén de la moda, respeto al tiempo que no se ha de vivir”.
El joven cronista señala que él y Luján casi nunca están de acuerdo, “más que en ese suave y antojadizo dejarnos ir”. Y precisa: “Él es viejo y yo soy joven; él ama sobre todo la tradición; yo, el progreso, él es irónico y caudaloso; yo, directo y sobrio; él en ninguna hechura de los hombres se ilusiona ya, y yo todo lo tomo en serio”. Los une, sí, una genuina amistad y el hondo amor que le tienen a La Habana. En el comentario sobre el libro que publicó en la revista Social, Fernando Lles apuntó que de ese contraste que hay entre ambos nace el equilibrio; del equilibrio la serenidad, y de esta la justa proporción del fondo y la forma.
A lo anterior, resulta oportuno agregar que en muchos de los pensamientos de Luján se pueden reconocer los del propio Mañach. Al respecto, quiero citar unas palabras de Andrés Valdespino, quien en su libro Jorge Mañach y su generación en las letras cubanas afirma que “la aspiración a una armónica conciliación entre la tradición y el progreso, entre lo viejo y lo nuevo, entre el ideal y la realidad, que ya desde su temprana juventud, y a pesar de ciertos ocasionales radicalismos, caracteriza la personalidad de Mañach y su actitud ante la vida”.
Estampas de San Cristóbal es además un libro permeado de una visión melancólica y de un lirismo tenuemente nostálgico. Pese a que de soslayo ironiza los comentarios y modera las vehemencias verbales y sentimentales del candoroso Luján, el joven cronista no deja de compartir la tristeza que su amigo siente ante los cambios que sufre la ciudad con la modernización. En uno de los paseos se lamenta de que el desarrollo del comercio marítimo ha impuesto a La Habana “una zona de hampa y vulgaridad junto al regazo de la bahía”. Y le comenta a su amigo: “No lo dude usted; los paseos de ahora llegarán también a caer en desgracias. Fíjese cuántos cines y modistas y… Juzgados hay ya en el Prado ilustre. Es el avance predatorio e implacable del utilitarismo, que arrasa con todas las elegancias de la ciudad, igual que con la íntima elegancia espiritual de sus habitantes”.

Sucesos curiosos ocurridos en Cuba

Sucesos curiosos ocurridos en Cuba

Escuche el programa aquí:El Templete se edificó en 1828. Tiene la forma de un templo dórico griego, la fachada está compuesta un pórtico de seis columnas que sostienen un friso decorado. En el interior del recinto podemos encontrar un busto de...

Alameda de Paula

Alameda de Paula

Escuche el programa aquí:En el centro de este paseo se alza una alta columna de mármol, dedicada al capitán general de la Isla en los tiempos de su fundación. Como un balcón al mar, la Alameda, está rodeada de bellas farolas y en uno de sus...

Los hoteles del Malecón de La Habana

Los hoteles del Malecón de La Habana

Escuche el programa aquí:Los hoteles en el Malecón La céntrica esquina de Prado y Malecón marcó el comienzo de este característico y único frente marítimo. En el privilegiado lote con frentes a las citadas arterias y además a la de San Lázaro se...

Francisco de Arango y Parreño

Francisco de Arango y Parreño

Escuche el programa aquí:Francisco de Arango y Parreño (Tomado de la Red Cubana de la Ciencia) Nació en La Habana (ciudad actual del mismo nombre, perteneciente a la provincia Ciudad de la Habana), Cuba, el 22 de mayo de 1765 y falleció en la...

El Niño Valdés

El Niño Valdés

Escuche el programa aquí:El Niñito Valdés boxeador cubano Geraldo Ramos Ponciano Valdés héroe de los niños en Cuba nace un 5 de diciembre del 1924. Muchos padres cubanos aprovechaban el programa de televisión donde el Niñito Valdez aparecía...

Cosas escandalosas que sucedieron en Cuba

Cosas escandalosas que sucedieron en Cuba

Escuche el programa aquí:Bailarinas exóticas, strippers y Burbujas en el Prado El Hotel Sevilla era otro donde la mafia campeaba. Inaugurado en marzo de 1908, fue uno de los grandes del Prado, junto al Inglaterra, el Telégrafo y el Saratoga. En...

La música de Julio Cueva

La música de Julio Cueva

Escuche el programa aquí:Nadie recuerda que su trompeta inauguró la inmensidad moderna del Empire State Building, en un New York que esperaba ansiosamente a King Kong, sacudido por la primera crisis inhumana de este mundo. Había visitado ya la...

El monumento de Máximo Gómez

El monumento de Máximo Gómez

Escuche el programa aquí:La accidentada historia de un monumento Josefina Ortega • La Habana Ya se habían erigido en La Habana las esculturas de José Martí y Antonio Maceo, la primera en 1905 y la segunda en 1916, cuando en mayo de este último...

Historia del teatro Campoamor

Historia del teatro Campoamor

Escuche el programa aquí:Efímera vida del antiguo teatro Campoamor El arquitecto José Ricardo Martínez fue el encargado de realizar el proyecto del antiguo teatro Campoamor, levantado por la empresa de los señores Giquel y Padial por un costo de...

Manuel Fernández Supervielle

Manuel Fernández Supervielle

Escuche el programa aquí:Manuel Fernández Supervielle EL ALCALDE DECENTE. (23 de septiembre 1894 - 05 de mayo 1947, Miramar, La Habana, Cuba) En el pequeño parque de la calle Monserrate, frente a la Manzana de Gómez y a escasos metros del...

Cham Bom Biá

Cham Bom Biá

Escuche el programa aquí:CHAM BOMBIÁ No te salva ni el médico chino 1… Posted by Derubin Jacome in CUBA EN LA MEMORIA Aunque esta frase realmente surge por Cham Bom-bia, botánico chino que alcanzó gran popularidad a finales del siglo XIX en...

Puentes de Santa Clara

Puentes de Santa Clara

Escuche el programa aquí:PUENTES DE SANTA CLARA Cuando los remedianos Manuel Rodríguez de Arciniega y Esteban Díaz de Acevedo, en 1689, se presentaron ante el capitán general y el obispo para solicitarles la autorización del traslado de la villa...

Aquella divertida Habana de antes

Aquella divertida Habana de antes

Escuche el programa aquí:EL SONIDO DE LA NOCHE HABANERA EN DICIEMBRE DE 1958 LA CIUDAD ESTABA EMPEÑADA EN SEGUIR IGUAL Y EL MUNDO ESTABA A PUNTO DE CAMBIAR. Por Rosa Marquetti Posted on diciembre 18, 2018 Las noches en La Habana en diciembre de...

Esteban Salas

Esteban Salas

Escuche el programa aquí:Nació en La Habana (Cuba), 25.XII.1725 – Santiago de Cuba, 14.VII.1803. Músico, compositor, maestro de capilla de la Catedral de Santiago de Cuba, sacerdote. Sus padres eran de las islas Canarias. Ingresó como cantor...

Nuestro cumpleaños número 7 y la música de Frank Domínguez

Nuestro cumpleaños número 7 y la música de Frank Domínguez

Escuche el programa aquí:Nuestro cumpleaños número 7 y la música de Frank Domínguez. Francisco Manuel Ramón Dionisio Domínguez Padrón, mejor conocido como Frank Domínguez, nació el 9 de octubre de 1927 en Güines, Cuba. Fue el mayor de tres hijos...

Leyendas cubanas

Leyendas cubanas

Escuche el programa aquí:10 seres de la mitología cubana presentes en el imaginario cubano 1. Güije o chichiricú Ninguna otra de las leyendas cubanas ha arraigado tanto en la memoria colectiva que la del güije, jigüe o chichiricú. En el “santo...

La Coca-Cola en Cuba

La Coca-Cola en Cuba

Escuche el programa aquí:La Coca-Cola en Cuba Coca Cola inauguró su primera fábrica en Cuba tan temprano como en 1906 en la calle Obrapía entre Aguiar y Cuba, en el lugar donde luego funcionara la Bolsa de La Habana. Poco después inauguraría su...

Carlos Mendieta y Montefur

Carlos Mendieta y Montefur

Escuche el programa aquí:Aciertos y desaciertos Carlos Mendieta Su mayor logro fue la firma en mayo de 1934 del tratado de relaciones cubano-norteamericano, que dejó sin efecto la cláusula intervencionista de la Enmienda Platt. DIMAS CASTELLANOS...

Julián del Casal

Julián del Casal

Escuche el programa aquí:Julián del Casal Nació el 7 de noviembre de 1863, en La Habana, Cuba. Hijo de Julián del Casal y Ugareda y de María del Carmen de la Lastra y Owen, acomodados hacendados de origen vasco. Su familia se arruinó cuando era...

El Art-Decó en Cuba

El Art-Decó en Cuba

Escuche el programa aquí:Un gran ejemplo de art decó demolido y más art decó en La Habana El art decó llegó a Cuba dos años después de ser reconocido y bautizado internacionalmente. LINA BANCELLS La Habana 21 Nov 2021 - La demolición en La...

Tiburcio Pérez de Castañeda y Triana

Tiburcio Pérez de Castañeda y Triana

Escuche el programa aquí:Tiburcio Pérez de Castañeda y Triana, Marqués de las Taironas, el millonario cubano que prefirió ser un hombre de ciencias Tiburcio Pérez de Castañeda y Triana, Marqués de las Taironas, es de esos personajes desconocidos...

Vida y obra de Orlando de la Rosa

Vida y obra de Orlando de la Rosa

Escuche el programa aquí:Orlando de la Rosa una gloria de Cuba Compositor, pianista, director de grupos vocales. Autor de Nuestras vidas, No vale la pena y Anoche hablé con la luna, entre otras piezas consideradas clásicas del bolero. Nació en...

Cervezas cubanas

Cervezas cubanas

Escuche el programa aquí:En l958 Cuba poseía 5 fábricas de cerveza que producían cerca de 30 millones de litros anuales para una población aproximada de 6 millones de habitantes. Si se tiene en cuenta el reducido consumo que del producto hacían...

Las mujeres más bellas de Cuba

Las mujeres más bellas de Cuba

Escuche el programa aquí:¿CUÁL ES LA SEÑORITA MÁS BELLA DE LA HABANA? El primer certamen de belleza que se recuerda en Cuba fue organizado por el periódico artístico y literario El Fígaro en una fecha tan lejana como 1894. Aunque fue todo un...

Memoria de La Habana

Mas información sobre

Memoria Histórica de La Habana

Teléfono: (305) 439-2249

Patrocinadores

Sharing Stream
Foundation of The Americas
Registre su empresa