Toda la música de José Antonio Méndez

El King en nuestra Memoria.

La cerveza Hatuey y su historia en Memoria de La Habana 69.
Escúchalo y compártelo. En jarra o en botella.

Luis Marquetti

Escuche el programa aquí: Como era maestro de profesión, quiso enseñarnos a querer. O tal vez a decir de otra manera todo lo dulce y amargo que puede ir echando el tiempo en el corazón del hombre, y que le ahoga o desespera, que lo hace triste...

Eliseo Alberto Diego

Si me obligan, me robaré La Habana. La romperé, verás, con un martillo. Traeré de contrabando, en el bolsillo, la noche, nuestro mar y tu ventana. Si me obligan, me robaré el pasado. Me llevaré mi calle y sus portales, tu juventud, un verso, las postales de esa islita...

Alfredo Boloña

Como Dios le había dado un cuerpo maltrecho, pequeño y jorobado, decidió compensarlo con una imaginación que ampliaba constantemente sus fronteras, un campo repleto de sueños que la vista no podía abarcar, pero que el oído agradeció desde 1920 cuando sus manos...

Antonio Arcaño

Se sigue confundiendo con el aire. Fue viento, sigue siendo viento que hace dibujos dulces en la misma pared del otro viento. Aire de melancolía, aire solemne en el danzón. Detrás, su sangre transformándose en aire. Nunca polvo, sino una boca que enseñó cantar a las...

Antonio María Romeu

Como si el jugo de una palma real le bajara despacio por el cuerpo, ceremoniosa, desafiando el viento de la mañana, así sonaba el corazón elegante de Antonio María. Pero no era una palma. Podía transformarse también en ancha ceiba, en un laurel de encendidas hojas, en...

Barbarito Diez

Hubo una noche en que estuve tentado preguntarle a Barbarito Diez por qué no se reía nunca. Yo tenía veinte años, estaba recién casado, y nos rodeaban innumerables mesas en la Plaza del Himno de Bayamo, mi pueblo natal. Él deambulaba como un fantasma entre mesas de...

Benny Moré

Beny Moré Ha sido y es el cantante cubano más grande de todos los tiempos. Cantó a todo y de todo. Pero ¿qué sabes tú de Beny Moré? ¿Por qué todos dicen que Beny Moré es Cuba y Cuba es Beny Moré? Encuentras esas respuestas aquí.   Era mi pueblo y era una mañana...

Celeste Mendoza

Tengo en las pupilas la última imagen suya, viva en la llama que la rescata para siempre, en un video casero de un visitante español que la llevó al barrio chino de La Habana, curiosamente lleno de negros y mulatos que se asomaban a las ventanas y a las puertas,...

Bola de Nieve

Era una redonda perla negra bajo la luz de la noche. Era la brisa y el tambor, la ronca letanía de la selva que se convierte en arpegio, en timbre dulcificado recorriendo salones de París y aguas de Veracruz, para llorar de amor y pena. Su pequeño espíritu divertido...

Chano Pozo

Escuche el programa aquí: Nadie ha vuelto a la rumba sin Chano. O al regresar, no hay Dios ni orisha que nos arrebate del fondo de la sangre, el grito, entre selvático y arrollador de “Manteca”, o la dolorosa voz del Benny machacando la noticia...

Celia Cruz

Estoy escribiendo estas palabras sobre tu cadáver, que es el cadáver de toda mi nostalgia. Y esa nostalgia, que fuera al principio solamente extrañeza y alejamiento, súbito asombro por la pérdida de mis sombras primeras y mis últimos verdes, y todo un universo...

Dámaso Pérez Prado

Si Dios existe, ha de ser como él. Camina, mira, respira el aire que cree le pertenece, arrebata, exhala el viento procesado, escandaliza, ataca, cambia, va y regresa, desanda lo andado, se vira de cabeza, pone el cielo donde le conviene, protesta, corta, quita,...

Enrique Jorrín

No le cabían los dientes en la boca ni la música en el cuerpo. Tal vez por eso le vi siempre sonreír, y llevando el violín como el ciego su bastón y el perro al ciego, en los espejismos de la gran ciudad, y al pairo, las estrellas, ese brillo remoto que es el incendio...

Eusebio delfín

Sus mentiras piadosas confundieron el ardiente corazón de mi madre. Ella creyó que todo era posible entonces, y comenzó a sembrar árboles en su memoria; y en sus troncos, confiada y enceguecida, marcó a hierro las señas de su hombre, para que también el paisaje le...

Fernando Collazo

El hombre que parecía haberlo logrado todo, que miraba rendido el mundo a sus pies, decidió, un mal día, dejar a Dios llorando y se marchó, por alucinación o delirio; tal vez por tristeza, pero de mano suya, misteriosamente. Ahora escucho su voz por vez primera; La...

Elena Burke

Me lo dijo una noche allá en los años ochenta, cuando bajó los párpados, cansada, y tenía voz humana de mujer. Yo regresaba de una guerra absurda, y todavía olía a miedo y muerte. Ella lo supo, lo adivinó, lo respiró en la angustia con la que alzaba mi vaso de...

Fernando Álvarez

Mi madre hubiera llorado ahora nuevamente. Ella, que hacía entrar la luz montada en un bolero, y deslizaba las manos sobre el polvo de aquel mundo que fue mi casa alguna vez, como si acariciara todos los amores perdidos que contaban con música, habría sentido hoy una...

FREDDY GARCÍA

La noche sensual del filin se derrama sobre la ciudad. La Habana no duerme, los cuerpos sudan, se tocan, se entrelazan junto al olor a sal del arrecife. Los cuerpos sudan amor. En la cocina de la mansión de un médico, el doctor Arturo Bengochea, la negra gorda canta...

Guillermo Portabales

Alguna vez confesó cantando que era hijo del Siboney, aquella raza exterminada de mi tierra por la espada y la cruz extranjera. Tal vez fue su manera de decir que pertenecería a la vasta memoria del dolor. Como dolorosa fue su otra confesión de doble amor, abierto su...

Isolina Carrillo

Gardenia es jazmín y es suavidad, sutileza, algo que late en el fondo de la penumbra en el amor y la pradera. Significa, con esos empeños que los hombres le hemos dado a las cosas de este mundo, amor secreto y también alegría. Porque debajo de toda alegría sincera...

Joseíto Fernández

Tal vez el día que me vaya a morir, la última luz que vean mis ojos ha de ser el fulgor deslumbrante de la guayabera de Joseíto Fernández, caminando por una calle empinada de Lawton, como lo vi, de la mano de mi madre, una mañana de domingo, allá en la punta del...

Julio Cueva

Nadie recuerda que su trompeta inauguró la inmensidad moderna del Empire State Building, en un New York que esperaba ansiosamente a King Kong, sacudido por la primera crisis inhumana de este mundo. Había visitado ya la Gran Manzana en 1930, en otro de esos avisos...

Kiko Mendive

Ahora ya no es siquiera una sombra. Nadie le conoce en su tierra, ni en las tierras diversas que buscó para que su luz creciera. Ahora aparece, sin embargo, en las ruidosas películas con las que México disfrazaba, avergonzado, su identidad;  sólo allí, en esas pálidas...

Memoria de La Habana

Mas información sobre

Memoria Histórica de La Habana

Teléfono: (305) 439-2249