Carlos Mendieta y Montefur
El presidente cubano número 12 en la República.

Escuche el programa aquí:

Aciertos y desaciertos Carlos Mendieta

Su mayor logro fue la firma en mayo de 1934 del tratado de relaciones cubano-norteamericano, que dejó sin efecto la cláusula intervencionista de la Enmienda Platt.

DIMAS CASTELLANOS

La Habana 27 Dic 2020 –

Carlos Mendieta Montefur (San Antonio de las Vueltas, Las Villas, 1873-La Habana, 1960). Médico, periodista militar y político. Abandonó sus estudios para unirse al Ejército Libertador. En 1898 integró la comisión que viajó a EEUU para coordinar los planes entre el ejército independentista y el norteamericano contra España. Fue ascendido al grado de coronel.

Al terminar la guerra fue capitán de la Guardia Rural, cargo al que renunció en 1900 para terminar los estudios de Medicina. Cofundador del Partido Republicano Federal de Las Villas, fundador del Partido Republicano Conservador y del Partido Liberal Unionista. Participante de la Guerrita de agosto de 1906. Director del periódico El Heraldo de Cuba. Candidato a la vicepresidencia en 1916. Combatió contra Menocal en 1917. Electo representante en 1918. Considerado como el mejor candidato del Partido Liberal para las elecciones presidenciales de 1924. Fundó la Unión Nacionalista durante el Gobierno de Machado. Fue arrestado, recluido en prisión y amnistiado en 1932. Marchó al exilio, donde integró la Junta Revolucionaria creada en Nueva York.

En 1933 regresó a Cuba y apoyó la mediación de Sumner Welles. Luchó contra la Pentarquía y contra el Gobierno de Grau San Martín. Fue el onceno presidente de la República de Cuba y el sexto provisional.

A la renuncia de Grau San Martín por la crisis de su gobierno, en enero de 1934, Carlos Hevia asumió la presidencia provisional. Al segundo día Hevia fue sustituido por Manuel Márquez Sterling. Seis horas después la presidencia fue traspasada a Carlos Mendieta, con el beneplácito de la mayoría de las fuerzas opositoras, del Ejército, del embajador estadounidense y apoyado por la opinión pública que clamaba por la estabilidad y lo consideraba un político destacado y honrado.

Su presidencia

El coronel Mendieta asumió la presidencia en un contexto en el que todavía se sentían los efectos de la recesión mundial, en medio de los aranceles proteccionistas establecidos a los productos cubanos en EEUU, de la caída de los precios del tabaco y del azúcar, del cierre de ingenios azucareros, la disminución de la producción, el aumento del desempleo, la rebaja de salarios, y la demora en los pagos a obreros y empleados. El reto lo enfrentó con un gabinete heterogéneo, integrado por figuras de su partido, partidarios de Menocal y de Miguel Mariano Gómez, miembros del ABC y otras personalidades que no militaban en ningún partido.

Para legitimarse, Mendieta consideró que primero debía ordenar al país y después convocar a la asamblea constituyente que Grau San Martín había proyectado durante el Gobierno de los Cien Días. Para el ordenamiento promulgó la Ley Constitucional del 3 de febrero 1934, con la cual abolió el Congreso, pasó la función legislativa al Consejo de Secretarios —integrado por 14 miembros más el presidente— y creó un Consejo de Estado para asesorar al presidente y a los secretarios. En esta Ley Constitucional, a diferencia de la Constitución de 1901, el Poder Público se ejerció por el presidente de la República. Es decir, la supremacía se depositó en el Poder Ejecutivo y no en el Congreso.

Varios políticos, entre ellos Mario García Menocal, opuestos a ese orden planteado por Mendieta, amenazaron con irse al retraimiento si no se convocaba a elecciones generales previas a la Asamblea Constituyente. Ante la contradicción, a iniciativa de José Ignacio Rivero y José María Zayas, directores del Diario de la Marina y Avance, nació el pacto institucional conocido como Zayas-Rivero, el cual fue suscrito por los jefes de los principales partidos políticos.

Su obra de Gobierno

Su mayor logro fue la firma en mayo de 1934 del tratado de relaciones cubano-norteamericano, que dejó sin efecto la cláusula intervencionista de la Enmienda Platt, un apéndice constitucional impuesto ante un pueblo carente de República, de Estado y de Gobierno propios y con el Ejército Libertador desmovilizado. La aprobación de la Enmienda Platt, en esas condiciones, fue un verdadero acto de política, entendiendo esta como el arte de lo posible. Aunque la injerencia se mantuvo en los asuntos internos de Cuba, la misma perdió el carácter de ley que había tenido hasta ese momento. Con su anulación se materializó un objetivo que había costado tres décadas de luchas.

Otro hecho de importancia fue la firma, en agosto de 1934, del Tratado de Reciprocidad entre Cuba y EEUU. Este acuerdo beneficiaba al azúcar pero quedó limitado por la Ley Costigan-Jones, que facultaba al secretario de Agricultura de EEUU a determinar la cuota de azúcar que se debía comprar anualmente a Cuba, lo que restringía la producción nacional que rebasaba la capacidad de compra del mercado norteamericano. El tratado —según el historiador Hugh Thomas— era beneficioso en cuanto aseguraba un mercado estable para el azúcar y el tabaco, pero ataba a Cuba estrechamente a EEUU en lugar de animar el establecimiento de una industria nacional.

Durante los primeros meses de 1935 el Gobierno de Mendieta enfrentó una crisis que desembocó en la huelga de marzo de ese año. Muchos de los avances en materia de legislación laboral que se habían logrado desde el Gobierno de los Cien Días fueron restringidos con las leyes dictadas.

Ello ocurría en un momento en que la tesis de la lucha de clases como motor de la historia —sustentada por los comunistas— constituía una corriente con fuerza que coincidió con la restricción de la producción azucarera (la zafra de 1935, de 2,5 millones de toneladas, fue aproximadamente la mitad de la de 1925). El desempleo resultante de la restricción azucarera, combinado con las medidas antipopulares y la represión, incrementó la agitación en la ciudad y en el campo.

En febrero de 1935 el Comité de Huelga Universitario llamó a un paro general. Aunque el Gobierno disolvió la Confederación Nacional Obrera de Cuba y otras centrales sindicales, más de 30 ingenios fueron ocupados, y en algunos de ellos se crearon sóviets de obreros y campesinos y milicias rojas a imagen y semejanza de Rusia. Mientras se intensificaban las luchas campesinas contra los desalojos como ocurrió en el Realengo 18, donde los campesinos con la consigna “Tierra o Sangre” impidieron que les arrebataran sus posesiones. En esas condiciones, la huelga iniciada por los maestros desembocó en la huelga general que, entre el 9 y 10 de marzo, asumió características de levantamiento popular. En respuesta el Gobierno suspendió el habeas corpus que garantizaba la integridad física de las personas, las garantías constitucionales y declaró el “estado de sitio”.

A diferencia de las huelgas anteriores la dirección no estuvo fundamentalmente en manos de los comunistas y anarquistas, sino de estudiantes de la Universidad y de las fuerzas que encabezaba Antonio Guiteras. Los actores no lograron una plena cooperación. Cuando el Partido Comunista superó sus concepciones sectarias y desechó las consignas de “clase contra clase” y “por un gobierno de obreros y campesinos”, ya era demasiado tarde. No menos de 200 personas fueron muertas o heridas. Eduardo Chibás y otros líderes fueron detenidos. Se declararon ilegales a todos los sindicatos que participaron, les confiscaron sus fondos y la Universidad fue ocupada por soldados. La huelga, con el apoyo del Ejército, fue derrotada. Dos meses después, el 8 de mayo de 1935, al intentar salir hacia México para conseguir armas y hombres, Antonio Guiteras resultó muerto.

Controlada la huelga, los constantes desacuerdos entre las fuerzas políticas impidieron la celebración de las elecciones programadas para fines de 1935. Para viabilizar el conflicto arribó a Cuba el profesor Harold Willis Dodd, de la Universidad de Princeton, quien recomendó posponer las elecciones. Una vez acordada la fecha, el Conjunto Nacional Democrático, que agrupaba a la oposición, exigió que el presidente renunciara para que la balanza del poder no se inclinara a favor de Miguel Mariano Gómez. Mendieta renunció y su lugar lo ocupó el secretario de Estado José Agripino Barnet, quien convocó definitivamente las elecciones para el 10 de enero de 1936.

El 11 de junio de 1935 se proclamó una nueva Constitución que sustituyó a la Ley Constitucional de febrero de 1934, de acuerdo a la cual las Fuerzas Armadas comenzaron a regirse por una Ley Orgánica que estableció la disolución del Ejército Nacional y la creación, en su lugar, del Ejército Constitucional, con lo cual su jefe asumía amplias facultades para regir la institución armada. En teoría el presidente seguía siendo el jefe supremo del Ejército; pero en la práctica se creó una especie de dualidad de poderes en un momento en que la principal fuerza política en Cuba era el Ejército, con una organización nacional y representantes en todas las ciudades, con una oficialidad integrada en buena parte por negros y mulatos, de origen obrero, como era el propio Fulgencio Batista.

De forma paralela se regularon las organizaciones obreras con el objetivo de establecer un sindicalismo oficialista controlado por la Secretaría del Trabajo. Se crearon los Tribunales de Urgencia, más drásticos que los de Defensa Nacional que existieron hasta ese momento; y se instituyó la pena de muerte para los convictos de asesinato en atentados, sabotajes u otras formas de terrorismo. Se prohibieron las huelgas y manifestaciones, y se suprimió la autonomía universitaria. En ese difícil escenario Menocal se presentó como el líder de los “demócratas”, mientras Grau San Martín, la Joven Cuba y el ABC no participaron.

En esas elecciones, en que las mujeres cubanas ejercieron el derecho al voto por vez primera en la historia de la República, resultó vencedor Miguel Mariano Gómez, quien tomó posesión el 20 de mayo de 1936, con el coronel Federico Laredo Bru como vicepresidente.

A manera de conclusión

Carlos Mendieta asumió la presidencia durante algo menos de dos años en un contexto de dificultades económicas, problemas irresueltos, inestabilidad política, reducción de la producción azucarera, predominio de la lucha de clases en el campo y la ciudad. La violencia entronizada durante siglos hizo acto de presencia en las huelgas, atentados, asesinatos y fue respondida con la violencia y la represión. En ese complejo escenario se derogó la Enmienda Platt, por la que se venía luchando desde tres décadas atrás. Los resultados positivos de su gobierno quedaron marcados por la represión, especialmente durante la huelga de marzo de 1935. Luces y sombras cuya utilidad radica no en el juicio fuera de contexto, sino en el empleo de sus enseñanzas para el mejoramiento de nuestra inconclusa nación.

Mendieta —como Ramón Grau San Martín— permaneció y murió en Cuba después de la revolución de 1959. Es parte de nuestra historia. Utilicemos la experiencia en lugar de querer borrarlo de la memoria histórica.

México en Cuba

México en Cuba

Escuche el programa aquí:MÉXICO EN CUBA COMPOSITORES E INTÉRPRETES CUBANOS Por Lino Betancourt Molina La historia musical de Cuba y México está estrechamente vinculada entre sí, sobre todo por el bolero. Se sabe que el primer bolero que se...

El gran Germán Pinelli

El gran Germán Pinelli

Escuche el programa aquí:Germán Pinelli y su don de gente» Con él los espectáculos adquirieron en Cuba una identidad propia, rica, avasalladora y llena de notorias sorpresas. Germán Pinelli, periodista, locutor multifacético, y actor, fue uno de...

Hospital América Arias

Hospital América Arias

Escuche el programa aquí:UN HOSPITAL CON HISTORIA MATERNIDAD DE LINEA (Publicado por D. Jácome) El “Hospital América Arias” o Maternidad de Línea, como popularmente se conoce, se encuentra entre las calles H, 9, 11 y G, Avenida de los...

La música de Marcelino Guerra, Rapindey

La música de Marcelino Guerra, Rapindey

Escuche el programa aquí:Marcelino Guerra Rapindey Marcelino Guerra nació en Cienfuegos el 26 de abril de 1914 y vivió gran parte de su infancia y adolescencia allí, aunque su trayectoria artística se desarrolló en la capital cubana, en lo...

Un instrumento de horror

Un instrumento de horror

Escuche el programa aquí:El garrote vil en Cuba El uso del garrote en La Habana por parte de las autoridades coloniales fue un recurso de carácter político y control social que las autoridades coloniales españoles no dudaron en aplicar para...

Cómo llegó el café a Cuba

Cómo llegó el café a Cuba

Escuche el programa aquí:EL CAFÉ Y SU CAMINO A CUBA El café llegó a Cuba hacia 1748, traído desde Europa y República Dominicana por José Antonio Gelabert, avecindado en La Habana, pero no fue hasta 1827 que la producción del grano alcanzó...

La catedral de Santiago de Cuba.

La catedral de Santiago de Cuba.

Escuche el programa aquí:La Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago de Cuba La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago de Cuba permanece desde su construcción a principios del...

Flora cubana

Flora cubana

Escuche el programa aquí:"Las peculiaridades de la flora de Cuba La biblioteca de la Universidad Cornell, en Estados Unidos, ha puesto a disposición en línea una copia digitalizada de un manuscrito sobre la flora de Cuba, elaborado por la...

Arquitectura árabe en Cuba.

Arquitectura árabe en Cuba.

Escuche el programa aquí:El neoárabe de La Habana exótica 'De los diferentes estilos historicistas que enriquecieron el vocabulario ecléctico de la Cuba republicana, fue habitual el de inspiración árabe, islámica, mudéjar o morisca.' YANELI LEAL...

Manuela “Mimí” Cal, Nananina

Manuela “Mimí” Cal, Nananina

Escuche el programa aquí:Mimí Cal nació en el poblado de Regla, en La Habana. Comenzó muy joven su intensa carrera artística, en los cabarets habaneros, donde cantaba y bailaba rumbas. Su talento, unido a su hermosa figura de mulata criolla, la...

Catalina de Güines.

Catalina de Güines.

Escuche el programa aquí:MARIO FERNÁNDEZ PORTA un compositor olvidado (1917-1996). Compositor, pianista, intérprete cubano. Autor de Que me importa, Mentiras tuyas y No vuelvo contigo, entre otras piezas de éxito. Mario Fernández Porta nació en...

La música de Mario Fernández Porta.

La música de Mario Fernández Porta.

Escuche el programa aquí:MARIO FERNÁNDEZ PORTA un compositor olvidado (1917-1996). Compositor, pianista, intérprete cubano. Autor de Que me importa, Mentiras tuyas y No vuelvo contigo, entre otras piezas de éxito. Mario Fernández Porta nació en...

La tragedia del circo Razzore

La tragedia del circo Razzore

Escuche el programa aquí:La tragedia del circo Razzore Por: LUIS HERNÁNDEZ CONTRERAS La noche del sábado 28 de agosto de 1948, Emilio Rogelio Razzore, propietario y director del afamado Circo Razzore, despide a su esposa, hijos, demás familiares...

Emilio Bobadilla, Fray Candil.

Emilio Bobadilla, Fray Candil.

Escuche el programa aquí:Crítico tan combatiente como combatido, Emilio Bobadilla convirtió la hiriente ironía y los sarcasmos despectivos en los principales instrumentos de sus textos. Eso le ganó muchos lectores, pero también una legión de...

Chucheros y tártaros

Chucheros y tártaros

Escuche el programa aquí:Pachucos y Chucheros... Si Ud. le pregunta a un mexicano qué es un chuchero, la respuesta será que es un dispositivo o altavoz usado en autos. Sin embargo, un cubano sabrá que le están hablando de un tipo de personaje...

Historia de Batabanó

Historia de Batabanó

Escuche el programa aquí:¿Por qué se llama Batabanó? brevísima historia de un municipio Existen indicios de que, antes de la conquista de Cuba, en el territorio que corresponde hoy a Batabanó, existía un caserío de indios con el nombre de...

Con los pies más ligeros en Regla.

Con los pies más ligeros en Regla.

Escuche el programa aquí:La fábrica de alpargatas de Regla La alpargata es un calzado ligero realizado en cuerda y lona, que ya en el siglo XIII, usaban los soldados del rey de Aragón. Antiguamente las alpargatas de cordel trenzado eran de...

La hora del cañonazo

La hora del cañonazo

Escuche el programa aquí:Existe el propósito, y se trabaja por conseguirlo, de que el cañonazo de las nueve sea reconocido como patrimonio intangible de la nación cubana. Durante la Colonia, el cañonazo sirvió para anunciar que se abrían y se...

Gaspar Pumarejo, gracias por la televisión.

Gaspar Pumarejo, gracias por la televisión.

Escuche el programa aquí:Gaspar Pumarejo locutor de radio y luego uno de los padres de la Televisión cubana. Gaspar Pumarejo nació el 8 de noviembre de 1913, en Santander, España. Llegó a Cuba con su padre y sus hermanos cuando tenía 8 años de...

Iglesias de Santo Cristo y Santa Rita

Iglesias de Santo Cristo y Santa Rita

Escuche el programa aquí:Dos antiguas iglesias de La Habana Historia de una de las iglesias más antiguas de la Habana. Leyendas y tradiciones que alberga, altares, imágenes religiosas y estado actual, luego de más de 400 años de oír las suplicas...

Adolfo Guzmán en nuestro cumpleaños

Adolfo Guzmán en nuestro cumpleaños

Escuche el programa aquí:Nuestro octavo aniversario y la música de Adolfo Guzmán Adolfo José Guzmán González nació en Santos Suárez, La Habana, el 13 de mayo de 1920, siendo el octavo hijo de María González y Eladio Guzmán. Aprendió a tocar...

Cristóbal Colón, una historia de terror.

Cristóbal Colón, una historia de terror.

Escuche el programa aquí:Apilados al sol y sin ojos: la misteriosa muerte de los 39 primeros españoles que dejó Colón en América Cuando el navegante interrogó a Guacanagari sobre lo ocurrido, el cacique evitó contestar a las preguntas y se llevó...

Adolfo Luque el Perfecto Papá Montero.

Adolfo Luque el Perfecto Papá Montero.

Escuche el programa aquí:Adolfo Luque el Perfecto Papá Montero. De Gema Castanedo el Miércoles, 14 de mayo de 2014 a las 20:17 Por: Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga En este artículo: Béisbol, Cuba, Deportes 17 julio 2013 | Hubo...

La Voz sorprende a La Habana

La Voz sorprende a La Habana

Escuche el programa aquí:Frank Sinatra en La Habana El artista norteamericano fue uno de los más polémicos de los tiempos modernos, fue el cantante que más generaciones escucharon. Sobrevivió el rock and roll, el mambo, al chachachá, al pop, al...

Memoria de La Habana

Mas información sobre

Memoria Histórica de La Habana

Teléfono: (305) 439-2249

Patrocinadores

Sharing Stream
Foundation of The Americas
Registre su empresa

Discover more from Memoria de La Habana

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading